Repercusiones en la familia a causa del Bullying

El acoso laboral afecta la estabilidad y la tranquilidad familiar. En algunos casos impulsa inexplicablemente a la víctima a desquitarse con sus seres queridos. A veces induce al cónyuge o a otro miembro de la familia a enfrentarse al acosador para demostrar, de modo erróneo, que apoya a la víctima, mientras que en otras ocasiones, el cónyuge culpa a la víctima de provocar el acoso.

En cualquier caso, el hostigamiento prolongado puede acabar incluso con la paciencia de cónyuges que por lo general apoyan a su pareja. Con el paso de los años, existen más posibilidades de que la familia se desintegre.El acoso psicológico también puede truncar la carrera profesional de una persona y privarla de sus medios de vida.

A veces conduce a la separación matrimonial, el divorcio o hasta el suicidio. Entre la mitad y dos tercios de las víctimas de acoso laboral de Australia admitieron que el problema había afectado su relación con las personas más allegadas a ellas, tales como su pareja, su cónyuge u otros miembros de la familia.

Las chicas suelen recurrir a otras formas de acoso, tales como la exclusión social y la difusión de rumores. No obstante, parece que cada vez hay más muchachas que también recurren a la violencia.

¿Qué hay detrás del Bullying?

En muchos casos, los años de formación del acosador han estado marcados por el mal ejemplo de sus progenitores o por un absoluto abandono. Muchos de ellos han tenido padres fríos o indiferentes, o padres que les han enseñado a valerse de la ira y la violencia para resolver los problemas. Quienes se han criado en ese entorno familiar quizá no se percaten de que sus agresiones físicas y verbales constituyen acoso. De hecho, es posible que hasta piensen que su conducta es normal y aceptable.

Una joven de 16 años que había sido maltratada por su padrastro y sus compañeros de escuela dice que empezó a intimidar a otras personas cuando llegó a la secundaria. Ella admite: “Estaba tan enojada; buscaba peleas con todo el mundo. 

Y entonces quieres que los demás también lo sientan”. Aunque la violencia física tal vez no sea muy común entre las muchachas, sí lo es la ira que hay detrás de dicho comportamiento. En muchas instituciones educativas se concentra un gran número de alumnos de distintos antecedentes, los cuales han sido criados de muy diversas formas. Es triste decirlo, pero algunos son agresivos porque en su casa han aprendido que el mejor modo de salirse con la suya es intimidando a otros y agrediéndolos verbalmente.

Cambio en la personalidad de una víctima del Bullying

Unos de los efectos más característicos es el cambio que la situación de psicoterror puede operar en la personalidad de las víctimas. Se han descrito tres patrones básicos de cambios permanentes en la personalidad, como consecuencia de una situación de acoso, que presentan las siguientes características:

  • Resignación: aislamiento social voluntario, la víctima no se siente parte de la sociedad (efecto de alienación, la víctima muestra una actitud cínica hacia el mundo).
  • Predominio de rasgos obsesivos: actitud hostil y suspicacia, sentimiento crónico de nerviosismo, hipersensibilidad con respecto a las injusticias.
  • Predominio de rasgos depresivos: sentimientos de indefensión, incapacidad para disfrutar y sentir placer, anhedonía, desesperanza aprendida.

Causas del Bullying

Resultado de imagen de bullying

Aunque el acosador escolar no tiene por qué padecer ninguna enfermedad mental o trastorno de la personalidad grave, presenta normalmente algún tipo de psicopatología. Fundamentalmente, presenta ausencia de empatía y algún tipo de distorsión cognitiva. Generalmente suele ser una persona que ha visto violencia con regularidad, se acostumbra a ella o en su casa sus familiares se tratan agresivamente y lo tratan inadecuadamente a él.

La carencia de empatía explica su incapacidad para ponerse en el lugar del acosado y ser insensible al sufrimiento de este y que puede llegar al suicidio.

El entorno escolar

Se puede dar el caso de que la ausencia en clase (o, en general, en el centro educativo) de un clima adecuado de convivencia pueda favorecer la aparición del acoso escolar. La responsabilidad al respecto oscila entre la figura de unos profesores que no han recibido una formación específica en cuestiones de intermediación en situaciones escolares conflictiva, y la disminución de su perfil de autoridad dentro de la sociedad moderna.

Consecuencias causadas por el Bullying

Cuando el bullying no es atajado, bien porque no se conoce, bien porque no se quiere atajar, va a tener a corto y medio-largo plazo una serie de consecuencias perjudiciales y serias, que no deben ser infravaloradas, y que en muchas ocasiones van a necesitar de atención profesional. Algunas de las consecuencias que puede producir el bullying o acoso escolar son:

Consecuencias sobre el acosado

–          Problemas de rendimiento académico y fracaso escolar.

–          Problemas relacionados con la autoestima.

–          Ideas e intentos de suicidio.

–          Trastornos emocionales y cuadros depresivos.

–          Fobia al colegio y fobia social.

–          Baja expectativa de logro y sentimientos de inferioridad.

–          Problemas físicos: heridas, contusiones, alteraciones gastrointestinales, dolores de cabeza…

Prevención del Bullying

Se estima que la intervención simultánea sobre factores individuales, familiares y socioculturales, es la única vía posible de prevención del acoso escolar.1​ La prevención se puede realizar en distintos niveles.

Una prevención primaria sería responsabilidad de los padres (apuesta por una educación democrática y no autoritaria), de la sociedad en conjunto y de los medios de comunicación (en forma de autorregulación respecto de determinados contenidos).1

Una prevención secundaria sería las medidas concretas sobre la población de riesgo, esto es, los adolescentes (fundamentalmente, promover un cambio de mentalidad respecto a la necesidad de denuncia de los casos de acoso escolar aunque no sean víctimas de ellos), y sobre la población directamente vinculada a esta, el profesorado (en forma de formación en habilidades adecuadas para la prevención y resolución de conflictos escolares).

Por último, una prevención terciaria serían las medidas de ayuda a los protagonistas de los casos de acoso escolar.

La ayuda se puede agrupar en información para padres,1​ profesores y alumnos.

Evolución del Bullying

Resultado de imagen de bullying

El objetivo del acoso escolar es intimidar, apocar, reducir, someter, aplanar, amedrentar y consumir, emocional e intelectualmente, a la víctima, con vistas a obtener algún resultado favorable para quienes acosan o satisfacer una necesidad imperiosa de dominar, someter, agredir, y destruir a los demás que pueden presentar los acosadores como un patrón predominante de relación social con los demás.

En ocasiones, el niño que desarrolla conductas de hostigamiento hacia otros busca, mediante el método de «ensayo-error», obtener el reconocimiento y la atención de los demás, de los que carece, llegando a aprender un modelo de relación basado en la exclusión y el menosprecio de otros.

Con mucha frecuencia el niño o niña que acosa a otro compañero suele estar rodeado muy rápidamente de una banda o grupo de acosadores que se suman de manera unánime y gregaria al comportamiento de hostigamiento contra la víctima. Ello es debido a la falta de una autoridad exterior (por ejemplo, un profesor, un familiar, etc.) que imponga límites a este tipo de conductas, proyectando el acosador principal una imagen de líder sobre el resto de sus iguales seguidores.

A menudo la violencia encuentra una forma de canalizarse socialmente, materializándose en un mecanismo conocido de regulación de grupos en crisis: el mecanismo del chivo expiatorio. Destruir al que no es seguidor, al que se resiste, al diferente, al que sobresale académicamente, al imbuido de férreos principios morales, etc.

Descripción de los tipos de Bullying

Resultado de imagen de  bullying

Bloqueo social

Agrupa las acciones de acoso escolar que buscan bloquear socialmente a la víctima. Todas ellas buscan el aislamiento social y su marginación impuesta por estas conductas de bloqueo.

Son ejemplos las prohibiciones de jugar en un grupo, de hablar o comunicar con otros, o de que nadie hable o se relacione con él, pues son indicadores que apuntan un intento por parte de otros de quebrar la red social de apoyos del niño.

Hostigamiento

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que consisten en acciones de hostigamiento y acoso psicológico que manifiestan desprecio, falta de respeto y desconsideración por la dignidad del afectado.

Manipulación social

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden distorsionar la imagen social del niño y “envenenar” a otros contra él. Con ellas se trata de presentar una imagen negativa, distorsionada y cargada negativamente sobre la víctima.

Coacción

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que pretenden que la víctima realice acciones contra su voluntad. Mediante estas conductas quienes acosan al niño pretenden ejercer un dominio y un sometimiento total en contra de su voluntad.

Exclusión social

Agrupa las conductas de acoso escolar que buscan excluir de la participación al niño acosado. El “tú no”, es el centro de estas conductas con las que el grupo que acosa segrega socialmente al niño. 

Intimidación

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que persiguen amilanar, amedrentar, apocar o consumir emocionalmente al niño mediante una acción intimidatoria. .

Amenaza a la integridad

Agrupa las conductas de acoso escolar que buscan amilanar mediante las amenazas contra la integridad física del niño o de su familia, o mediante la extorsión.


Tipos de Bullying

Resultado de imagen de  bullying

Los profesores Iñaki Piñuel Zabala y Araceli Oñate han descrito hasta 9 modalidades de acoso escolar, con la siguiente incidencia entre las víctimas:4

  1. Bloqueo social (29,4%)
  2. Hostigamiento (20,9%)
  3. Manipulación (19,9%)
  4. Coacciones (17,4%)
  5. Exclusión social (16,0%)
  6. Intimidación (14,2%)
  7. Agresiones (12,8%)
  8. Amenazas (9,3%)
  9. Ciberbullying